9 abr. 2013

Cinco estrategias generales para lograr un alto score en el GRE

Seguir las guías de estudio y practicar los problemas mientras estudias para el GRE está muy bien, pero debes reforzar tus habilidades y conocimientos con un curso de estrategias para rendir el GRE, sumado a lo siguiente:


1. Sigue tu instinto


A menudo, nuestro primer instinto es el correcto. Una estrategia efectiva es adivinar, responder y continuar con lo siguiente. Ya que el GRE te permite ver la siguiente sección, aprovecha y no pierdas mucho tiempo en una sola pregunta.


Al señalar una pregunta, siempre puedes regresar a ella luego. Y si se te acaba el tiempo, no te preocupes porque por lo menos ya contestaste una pregunta (luego de haber seguido tu instinto), no perderás la oportunidad de responder la pregunta después. Por otra parte, si dejas la pregunta en blanco, perderás la oportunidad de recibir un punto por esa pregunta. Recuerda, no hay penalidad por adivinar, así que siempre sigue tu instinto y adivina.


2. Aprovecha cualquier pequeña oportunidad


En el nuevo GRE, cada pregunta se califica de la misma manera, así que no pierdas demasiado tiempo en los problemas más difíciles. Encuentra los más fáciles.


En esencia, piensa en el GRE como un árbol lleno de manzanas idénticas, en el que cada manzana corresponde a un punto. El objetivo es tomar las manzanas que están más al alcance, en vez de pasar el tiempo trepando al árbol y tratando de llegar a la copa para agarrar una manzana que está muy lejos.


Otro aspecto que debes recordar es que el nuevo GRE pocas veces incluye problemas difíciles en sus secciones. Si llegas a encontrar problemas difíciles, sáltalos y ve a las preguntas fáciles. Agarra las manzanas que están más abajo.


3. No te saltes todos los problemas


Esto tiene relación con los otros dos puntos antes mencionados. Si solamente agarras las manzanas que están cerca (lo más fácil), puede que estés afectando negativamente tu calificación. Así que no te saltes todas las preguntas solo porque sientas que son algo difíciles. Después de todo, éste es el GRE. Lee con cuidado y asegúrate de que te estés saltando solo los problemas más difíciles de la sección.


4. Conoce tus fortalezas y tus debilidades


Si detestas los largos extractos de lectura científica, lo mejor es que dejes este pasaje para el final. Por otro lado, solo porque un extracto es muy largo, no significa que debas descartarlo automáticamente. Si tu fuerte es la ciencia, entonces éste es tu momento de brillar, aun si el extracto es más difícil. Un extracto simple sobre Virginia Wolf sobre la caracterización de sus heroínas podría ser en realidad más fácil. Pero si el tema que estás leyendo te hace querer salir corriendo entonces tal vez deberías dejarlo para después.


5. No dejes que el reloj te moleste


Este consejo claramente suena más fácil de lo que en realidad es. Pero debes prepararte utilizando el timer de tu reloj, de tu celular o de algún programa en internet. Así te acostumbrarás a medir tu tiempo y ya no te molestará tanto. Si no te preparas para medir tu tiempo, esto podría afectarte negativamente el día de test.